Historias
Slashboxes
Comentarios
 

Playboy dejará de mostrar desnudos integrales

Entrada escrita por jperex y editada por nettizen el Martes, 20 Octubre de 2015, 05:39h   Printer-friendly   Email story
Leo en el New York Times que los directivos de Playboy, tras estudiar la continua caída de ventas de su revista (de 5,6 millones en 1975 a 800000 en la actualidad), han llegado a la conclusión de que la oferta de pornografía digital en internet, en su mayoría gratuita, les obliga a cambiar de estrategia. Por ello, Playboy dejará de mostrar imágenes de mujeres completamente desnudas; en su lugar, se mostrarán mujeres en "poses provocativas". La revista Penthouse, rival de Playboy, intentó competir con la pornografía digital mediante contenidos más explícitos; Playboy ha decidido seguir el camino inverso. El movimiento cuenta con el apoyo de los anunciantes, que consideran que el mercado de clientes objetivos de la revista aumentará. El rediseño de Playboy y el abandono de los desnudos integrales están previstos para marzo del año que viene. Más información en el anuncio oficial de Playboy. Más opiniones en Soylent News.

Mostrar opciones Umbral:
Y recuerda: Los comentarios que siguen pertenecen a las personas que los han enviado. No somos responsables de los mismos.
  • El ocaso de los dioses

    (Puntos:2, Inspirado)
    por pobrecito hablador el Martes, 20 Octubre de 2015, 13:33h (#1372559)
    El declive de Playboy tiene dos razones principales; habría que ver si hay relación de causalidad o es simple correlación:

    --La piratería.
    --Su brutal bajada de calidad.

    Cualquiera que haya visto la evolución de Playboy a lo largo de su historia (y si no, ahí está el excepcional sitio vintage-erotica-forum.com) estará de acuerdo en que su época dorada fueron los ochenta y los noventa. La elección de las modelos era cuidadosa; se podía colar algún adefesio, pero ni mucho menos tantos como ahora, que es el reino de las chonis pintarrajeadas y tatuadas. El vestuario era imaginativo y las colecciones de lencería muy diversas; ahora la chica sale totalmente desnuda en multitud de ocasiones.

    El cambio más brusco ha sido en los vídeos, que era el verdadero tesoro de Playboy. La diferencia de calidad es abrumadora, tanto en la variedad de escenarios como en la actitud de las chicas: se limitan a quedarse quietas como maniquíes, mientras la cámara abusa de los primeros planos restando esa parte de insinuación que caracteriza al verdadero erotismo. Donde antes había una falda levantándose y mostrando fugazmente la ausencia de braguitas, ahora hay un plano largo y tendido de un coño. Donde antes había una chica bailando, patinando, actuando, haciendo algún deporte, ahora sólo hay poses estáticas. Y zooms instantáneos. Cual Valerios Lazarov con un chute de anfetaminas. Qué puta manía con esos zooms speedicos.

    Y qué decir de la música. La obsesión enfermiza por los royalties convirtió la excepcional banda sonora que acompañaba a las playmates, siempre grandes éxitos de artistas conocidos, en una colección de repulsivos temas repetidos hasta la saciedad y cuyo nexo común es la presencia de la interjección "uh baby". Ad nauseam.

    Pero claro, luego está internet y la práctica imposibilidad de detener el intercambio de imágenes y vídeos. Toda esa calidad de los ochenta y noventa había que pagarla: un Richard Fegley o un Pompeo Posar, por nombrar dos de sus fotógrafos de siempre, cobraban lo suyo y lo tenían bien merecido. Lo mismo se puede decir de los profesionales de sus grandes vídeos. Si los ingresos menguan porque todo el contenido se puede descargar gratuitamente, hay que contratar a gente que cobre menos. Habrá alguno talentoso, pero la mayoría serán morralla. Eso se ve reflejado en el producto final.

    Por último y como conclusión, no es sólo la decadencia de Playboy: es la muerte del erotismo en general. El comentario del anónimo de arriba (o abajo), el de "Ya no tienen sitio: para ver mujeres vestidas...", es especialmente significativo. Probablemente sea alguien joven. No ha recibido la misma cultura de lo erótico que nosotros los viejos: lo que consideramos la antítesis del erotismo (el nudismo playero), él lo ve lógico.

    No hay nada de erotismo de calidad. Las revistas online que pretenden erigirse en los representantes de hoy en día, Met-Art y similares, son una sombra de lo que era Playboy en sus años de gloria. Se limitan a agarrar una chica, vestirla con los dos primeros trozos de lencería que se pueden encontrar en cualquier mercadillo gitano y hacerle no menos de 200 fotos en el mismo sitio y en diferentes posturas. A la quinta ya lo has visto todo. De hecho, se lo has visto todo en la primera: ninguna concesión al viejo placer del striptease. Primera instantánea, tetas fuera y chichi fuera. ¿Para qué perder el tiempo con las otras 199?

    La decadencia del erotismo es paralela a la de la música ligera y, en general, a la de la actual sociedad de entretenimiento en su conjunto. Estamos inmersos en una cultura de usar y tirar en unos pocos segundos, para saltar inmediatamente al siguiente objetivo. No hay ningún interés en hacer un producto de c
    [ Responder ]
  • 4 respuestas por debajo de tu umbral de lectura actual.